Cirugía de las orejas. Otoplastia.

Otoplastia es el nombre que recibe la cirugía estética destinada a corregir la forma de las orejas. Sitúa y conforma a la oreja con una apariencia más estética (pliegues naturales bien definidos, mayor proximidad a la cabeza e incluso un menor tamaño).

La deformidad en asa o en soplillo es la más habitual, pero otras, como las orejas en copa, las orejas en coliflor (postraumáticas), etc… pueden corregirse. Las orejas prominentes u orejas en asa se trata de una anomalía del cartílago auricular. Varias son las causas pero el defecto básico se debe a una falta de pliegue del antehelix, lo que determina una apariencia de una oreja sumamente extendida y plana.

Otra anomalía común es que la concha este excesivamente desarrollada, lo que provoca el efecto de que las orejas están demasiado separadas de la cabeza y proyectadas hacia los lados.

Una separación marcada de los pabellones auriculares puede desencadenar complejos y disminuir la autoconfianza ya desde la infancia. Es aconsejable realizar este tipo de intervención a partir de los 6-7 años de edad, ya que en ese momento las orejas ya han completado su desarrollo, no obstante, la otoplastia también puede realizarse en adultos

Indicación

PROTUSIÓN (criterio objetivo determinante): ángulo comprendido entre la cara posterior del helix y el plano mastoideo. Colocamos el angulmetro la marca del 0 sobre el punto de anclaje del helix sobre la región temporal y la porción recta apoyada sobre el hueso temporal determinamos el ángulo sobre la semicircunferencia del angulometro. Consideramos susceptible de tratamiento quirúrgico a aquellos pacientes que presenten un ángulo superior a 30º.

Como alternativa podemos realizar una medición lineal desde la región temporal al reborde del helix, considerando una distancia superior a 20 mm como sugestiva de protusión anormal. Los dos componentes anatómicos más comunes de la oreja protuida son la mala definición del pliegue del antehelix y una concha prominente. Una deformidad asociada es un lóbulo prominente.

Una incompleta formación del pliegue del antehelix condicionara un ángulo concho-escafa de 150º o más (90º normal)

Procedimiento

La otoplastia se debe llevar a cabo en un quirófano hospitalario, generalmente bajo anestesia general (niños) o local con sedación y de forma ambulatoria.

Para corregir las alteraciones definidas según cada caso, se combinan diferentes técnicas descritas por diversos autores: Mustardé, Furnas y Stenstrom. En todos los casos se realiza un abordaje por detrás de la oreja para exponer el cartílago auricular, lo que permite que las secuelas cicatriciales no sean visibles.

Postoperatorio

La mayoría de los pacientes se encuentran perfectamente a las pocas horas de la cirugía, por lo que podrá irse a su casa inmediatamente tras el procedimiento. Se le realizará un vendaje alrededor de la cabeza nada más finalizar la cirugía. Al día siguiente éste se cambiará por uno más ligero o por una cinta de pelo.

Las orejas pueden dolerle un poco los primeros dos días, pero se alivia fácilmente con medicación. La mayoría de los adultos vuelven al trabajo a las 24 horas de la cirugía; en el caso de los niños éstos vuelven al colegio en unos 7 días, siempre y cuando tengan cuidado con posibles traumatismos y las actividades físicas.

Resultados

 La información contenida en esta página en ningún caso puede, ni pretende, sustituir a  la proporcionada a titulo personal por el cirujano plástico.

Paseo de Zorrilla, 92, entreplanta derecha. 47006. Valladolid · 644 169 445
Instituto de Cirugía Estética