Mama tuberosa

Mama tuberosa

Mama tuberosa

¿Qué es la mama tuberosa?

La mama tuberosa o mama tubular es el resultado de un desarrollo anómalo de las mamas. Esta alteración anatómica tiene como característica común una forma cónica y no redondeada del pecho, la demasiada separación entre ambas mamas y la falta de crecimiento o desarrollo fundamentalmente de la parte inferior e interna del pecho femenino.

Además, dado que estas mamas sólo se desarrollan en su zona central, suelen tener areolas demasiado grandes y dilatadas y, muy frecuentemente, se acompañan de asimetría. La glándula se encuentra como herniada dentro de la piel dándole a la mama ese aspecto tubular tan característico.

Las intervenciones diseñadas para resolver esta alteración anatómica es muy importante que sean realizadas por un cirujano plástico dado que requiere técnicas complejas.

En la corrección de la mama tuberosa lo más importante que hay que tener en cuenta es que no es un aumento mamario normal y si se trata como tal lo que haremos será empeorar el resultado y la deformidad. Lo más importante es cambiar la forma de la glándula, aumentando la base de la misma, eliminando la caída y expandiendo la piel. Si no hacemos esto y sólo colocamos un implante lo más normal es que obtengamos un doble surco o un doble contorno.

Procedimiento

tubularLa técnica tradicional consiste en remodelar la glándula mamaria. El implante da el volumen y la proyección además de contribuir a la expansión de la glándula.

En la actualidad existe otra técnica que está cambiando la forma en la que resolvemos el problema de la tuberosidad de pecho y que consiste en la combinación con los injertos de tejido adiposo. Con esta técnica, primero cambiamos la anchura de la mama y el aspecto de la mama mediante injertos de tejido adiposo que se obtienen por liposucción de flancos y/o abdomen y/o caderas. En un segundo tiempo se implanta la prótesis para dar volumen y proyección. La grasa se injerta en todo el polo inferior e interno abriendo el anillo que constriñe a la mama, liberando el surco y ampliando la base.

La corrección quirúrgica de la mama tuberosa se realiza en un quirófano, bajo anestesia general, permaneciendo el paciente dormido durante la operación. La intervención dura entre 1 y 2 horas. Por tanto, para poder corregir esta anomalía, es imprescindible su diagnóstico preoperatorio.

Para ello además de implantarse una prótesis mamaria anatómica, habrá que redistribuirse el tejido mamario y reducir el tamaño de sus areolas en función del graso de tuberosidad que presente. Así, en los grados I y II suele ser suficiente realizando glandulotomías, cortes en la glándula, en los cuadrantes inferiores para conseguir que la glándula y la piel se expandan. En cambio en los grados III y IV se requiere de algo más complejo, un colgajo de remodelación tipo Puckett, es decir, llevar glándula de la porción central a los cuadrantes inferiores.

La información contenida en esta página en ningún caso puede, ni pretende, sustituir a  la proporcionada a titulo personal por el cirujano plástico.

Hospital Campo Grande Plaza De Colón, S/N 47006. Valladolid · 983 135 555 (ext. 410)
Instituto de Cirugía Estética by ochoytres