Liposucción

Liposuccion-Instituto-de-Cirugia-Estetica-08

Liposucción

La lipodistrofia es una acumulación de grasa en un lugar determinado del cuerpo. Aunque coexisten con frecuencia, no debemos confundir la lipodistrofia con la celulitis. La celulitis es un trastorno en la estructura de la grasa más superficial ( típica piel de naranja). La liposucción combate la lipodistrofia, no la celulitis, aunque puede ayudar a mejorarla.

Existen diversos procedimientos para eliminar ese exceso de grasa (desde tratamientos tópicos hasta infiltraciones de diferentes productos) pero pueden volver a aparecer. Frente a estos, la liposucción permite suprimir los depósitos de grasa de determinadas zonas del cuerpo que se resisten a desaparecer con la práctica regular de ejercicio y el seguimiento de una dieta equilibrada.

La liposucción o lipoescultura, al contrario de lo que mucha gente puede pensar, no es un tratamiento para la obesidad (no es un sustituto de la reducción de peso) sino un método para eliminar depósitos localizados de grasa. Esta técnica debe su creciente popularidad a su efectividad. La grasa extraída no vuelve a aparecer porque las células grasas dejan de reproducirse al acabar la pubertad. Por lo tanto, siempre que la liposucción se realice a partir de los dieciséis años aproximadamente, la lipodistrofia no reaparecerá.

El mejor candidato para una liposucción es el individuo con un buen estado de salud, de peso relativamente normal que posee un exceso de grasa en áreas determinadas del cuerpo con una piel firme y elástica.

El objetivo de la lipoescultura, con una técnica de aspiración y extracción, es eliminar aquella grasa excesiva de ciertas zonas del cuerpo. Este tratamiento no deja cicatrices visibles, ya que para la introducción de las cánulas se realizan incisiones muy pequeñas de tan solo unos 3mm de longitud aproximadamente.

Según el número y la extensión de zonas a tratar, puede requerirse anestesia local, local más sedación, epidural o general. Muchas veces se puede realizar la lipoescultura sin que el ingreso sea necesario, en régimen ambulante, sin embargo si la zona a intervenir es muy extensa, puede ser necesario ingresar de 1 a 2 días.

Las zonas tratados con mayor frecuencia son …

Abdomen: en pacientes jóvenes o con buen tono cutáneo se puede eliminar la grasa sobrante (michelines) con buen resultado. La zona de los flancos es especialmente agradecida para ser aspirada.
Cuello: tratamiento de la papada. Suele asociarse al lifting.
Espalda: los “michelines” de la espalda ofrecen muy buenos resultados tras ser tratados con liposucción.
Nalgas y muslos: es la zona más popular. Lo más importante al aplicar la técnica en esta zona no es vaciar, sino modelar el contorno, practicar lo que se conoce como lipoescultura.
Rodillas: es posible eliminar los cúmulos que aparecen en la parte interna de las rodillas y por encima de la rótula.
Piernas: se trata de remodelar sobre todo la zona de los tobillos, donde tiende a acumularse la grasa. También se pueden redefinir las curvas naturales de la musculatura de la pierna (gemelos).

Más información sobre Liposucción:

 La información contenida en esta página en ningún caso puede, ni pretende, sustituir a  la proporcionada a titulo personal por el cirujano plástico.

Hospital Campo Grande Plaza De Colón, S/N 47006. Valladolid · 983 135 555 (ext. 410)
Instituto de Cirugía Estética by ochoytres